Archivo del sitio

TWD 6X16: ¿El último de día de quién?


TWD 6Mi lado negativo decía hace semanas que The Walking Dead carecía de sentido después de seis temporadas, que había entrado en un bucle interminable. Misma trama de supervivencia, mismo proceder, pero en diferentes localizaciones y con nuevos personajes. Dejando caer algún muertecillo de medio pelo de los del equipo de Rick para darle algo de dramatismo al asunto.

Mi lado positivo concluyó ayer que la temporada había estado bastante a la altura, quizá mucho mejor que otras; pero solo quizá.

Un final siempre es un final. Los hay buenos, los hay malos, o los hay sin más. El season finale de la sexta temporada a pesar de parecerse a otros momentos del “modo bucle”, fue un buen final, de esos que aceleran la patata y crean ansiedad en el espectador.

Precedidos por el quinceavo episodio, todos ya estábamos alerta. Sabíamos que la muerte estaba al acecho de los pesos pesados de la serie. ‘Daryl no te mueras’! exclamaban al unísono las redes sociales en alusión a la confusa escena final del penúltimo capi en la que prácticamente nos hicieron creer que Reedus se nos iba. Pero Daryl no puede morir!

Hasta ahí la segunda mitad de temporada estaba yendo a un buen ritmo semana tras semana, con más gloria que pena. Cambios de actitud, personajes que se venían arriba, otros como Carol que decaían moralmente, roces que hacían cariño (véase el extraño lío de Michonne y Rick), personajes nuevos como Jesús, etc. Buen ritmo.

Así hasta llegar al dieciséis. Al capítulo en el que durante 40 minutos se transformó en la gran despedida, al capítulo del último día en la tierra de alguien, que visto lo visto podría ser cualquiera de los que siguen en nómina.

 ¿Maggie? ¿Daryl? ¿Glenn? ¿Abraham? ¿Eugene? ¿Carl? 

 

No sé sabe quién, pero sí se sabe el cómo y a manos de quién. Su nombre es Negan (Jeffrey Dean Morgan), y es el nuevo súper villano de la historia, un Gobernador 2.0 que hizo su presentación en el climax del capítulo, a lo grande, tras una de las escenas más mal rolleras que se habían visto en The Walking Dead: la escena de la emboscada en el bosque, que bajo mi humilde punto de vista, estuvo de diez!

Ese era Negan, el que arrodilló a todo el equipo y dejó a Rick con la expresión más temerosa que le habíamos visto hasta la fecha. El líder de los guerrilleros corta-carreteras que pudimos ver a lo largo de la hora y pico de episodio; el mismo líder de los salvadores de días atrás que fueron masacrados por Rick, Carol y los suyos. Ese líder al que Grimes ni por asomo le tuvo consideración. Ese líder que como vimos, acabó dando golpes con su bate de pinchos a dios sabe quién… ese era Negan.

Así se acabó la temporada, con voto de confianza, con un buen final, crítico e intenso por donde se mire y que sin duda ya nos ha enganchado de cara a la temporada siguiente, que, con o sin zombis, ya la estamos esperando.

 

Detractores y adeptos, el debate está servido, así como las apuestas del personaje incógnito que caerá en desgracia.  Abraham o Eugene son las bajas más probables para mi, a menos que Robert Kirkman nos haga un juego de tronos y nos deje boquiabiertos.

Juego de Tronos: Todos los hombres no deben morir


season4 gotSe fue…

Vale. Se acabó la cuarta temporada de Juego de Tronos, y a decir verdad, me he quedado bastante a gusto. A diferencia de los días posteriores a las lluvias de Castamere, esta vez y a pesar de que ha costado definirlo, el sabor en mis papilas gustativas es más dulce que agrio. Lo he saboreado. Sí.

El décimo capitulo se fue como un triunfo para esa parte del mundo que se evade tras la parte chachi de la pantalla; se fue envuelto en su flamante melodía, con su ‘naaaaa na na na naaaa na’ ya mítico; se fue con sonrisas unánimes. Eso sí, dejándonos muy claro que el rizo se seguirá rizando en un futuro no muy lejano. Eso por descontado.

En resumidas cuentas podría decir (y arriesgándome un poco) que ésta última ha sido la mejor de las temporadas, o por lo menos la más compensada de las cuatro en lo que a emociones y acontecimientos se refiere. Todo lo que conocíamos y esperábamos lo tuvimos. Bueno, casi todo, porque al igual que los cerebros de muchos otros juegotronistas, el mío también esperaba lo evidente, lo que nos entregan por costumbre; en mi quiniela fatídica también estaba apuntada la cabeza del bueno de Tyrion y (de rebote) la de Nieve (Snow para los seriéfilos más PRO). Pero los que NO LEEMOS LOS LIBROS nos llevamos la sorpresa y dimos las gracias a los dioses por privarnos de lo evidente. Fallo maravilloso que se llevó al Tywin por delante y que dio el puntazo y la alegría del mes. Gran final!

Pero…

Con respecto a lo que viene… pues.. de eso mejor ni hablar aún, porque todas las apuestas son sólo eso. El trono está muy caro y las cosas no están nada claras. Lo único seguro son los personajes nuevos, los lugares nuevos, los inminentes relevos que más de una sorpresa nos depararán la próxima temporada y por supuesto esos momentos álgidos que se suelen traducir en muertes entre terrible sufrimiento de los pesos pesados de la serie y que nos dejan reacciones como aquellas de los vídeos de youtube (adjunto a pie de página).

En definitiva…

Los Stark por separado, lo que queda de los Lannister, Stannis y Snow, la mamasita de dragones, e incluso Hodor, todos pueden dar la campanada y dejarnos boquiabiertos cuando llegue el invierno. Nosotros seguiremos aquí a la espera alimentándonos de otras series de menor calibre para mitigar la ausencia de todos estos aspirantes al trono…

 

 

 

 

 

 

 

Good Bye Breaking Bad: Todos fuimos Walter White


BB1Cuesta empezar este post. Quizá porque es el último; quizá porque todavía estoy digiriendo el final de la madre de todas mis series; o simplemente porque esta despedida es de las que cuestan… Me cuesta, y eso que éste último episodio no fue una extrema sorpresa. Ni siquiera fue de esos adrenalínicos que te petan la patata, ni de esos que te dejan catatónico para el resto de la semana… Pero fue el último. El último de la que podría entrar en la pelea como la mejor serie dramática de todos los tiempos. Podría. Podría entrar en esa pelea y ganarla. O ganar sin pelear.

He dicho que no hubo sorpresa extrema, porque todo sucedió como en última instancia queríamos que sucediera, sucedió como era probable. Pasó como subliminalmente nos dijeron que iba a pasar. Y eso no fue tan malo.

Walter salió a la luz con una cuenta regresiva que hacía mas daño que lo que estaba por suceder en esos 55 minutos siguientes. 55 cortos minutos que fueron la primera y quizá única decepción del final. Porque lo peor del “Felina” era eso, que después ya no habría más, por lo que se hubiese agradecido un capitulo extra largo como ración de compensación para los futuros y eternos días de ausencia…

Todos fuimos Walter White desde que empezó Breaking Bad. Todos nos cargamos a Tuco Salamanca, Gus ‘Mr pollo’ Fring, sus camellos y a Mike. Todos nos convertimos en Heisenberg (aunque por el camino más de alguno haya desertado por razones morales). Todos vivimos y sufrimos la oscura evolución del sumiso ex profesor de instituto; nos encontramos con Pinkman, cocinamos con Pinkman, jodimos a Pinkman y ayudamos a Pinkman…

Todos siempre fuimos Walter White. Y lo fuimos más al empezar el último de los últimos. Paso a paso, acompañándole en su glorioso y fatídico desenlace; en su último día. Confiando en que iría a terminar la faena y que la terminaría bien.

Y así fue. A paso lento, atando cabos, planeando su táctica ganadora definitiva y de paso despidiéndose de todo lo que le quedaba de familia. Y de vida. Siempre listo, y siempre uno o dos pasos por delante de todos. Así avanzaba el reloj; así se estaban yendo los 55 minutos, como un último episodio en forma de última jugada maestra, la cuál acabaría con el tío Jack y sus secuaces agujereados y tendidos por el suelo. Con un Jesse agotando ansiosamente el aire de los pulmones de Todd. Con una moribunda y mortalmente acatarrada Lydia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Jugada maestra fatídica, sorprendentemente mortal; sorprendentemente fácil. Jugada maestra fatídica que daría por finiquitada la era Heisenberg, de una forma casi dulce; como todo un ganador. Jugada maestra fatídica que se deshizo de todas las hipótesis y teorías de todos. Fue justa, fue buena, fue esperada, y aunque corta en cuanto a tiempo, fue la definitiva.

Todos fuimos Walter White y dijimos adiós el 29 de septiembre del 2013. Caímos en un laboratorio, mascarilla en mano y casi en paz con el mundo. Era el momento de la muerte más evidente y menos deseada de todas, pero tenía que pasar, porque todas las cosas malas deben llegar a su fin.

Breaking Bad 5×15 (Granite State): A un paso del final de los finales.


BB1Cierra los ojos, eres Walter White, toda tu vida se te ha ido de las manos, has perdido el control de la situación y todo aquello que alguna vez tuviste a tu haber… parece ser que te queda muy poco tiempo para intentar darle vuelta a la situación, quizá sesenta minutos; parece ser que también te queda muy poco oxígeno en los pulmones… Todo salió mal, todo se torció, no se suponía que acabarías siendo un capo de la metanfetamina, ni tampoco que tu evolución como persona sería de las más oscuras que puedan existir… Eres Walter White, todos te buscan y has tenido que huir muy lejos para estar a salvo; para estar muy solo. Para estar vivo por lo menos un capítulo más… Allí donde estás hace frío, pero ni eso ni nada te detendrá. Harás lo que tienes que hacer, aunque ya no seas nada para tu familia. Lo harás por ellos, pero mucho más lo harás por ti…

Cierra los ojos, eres Jesse Pinkman y estás encerrado en una jaula. Los tipos que te mantienen cautivo se han apropiado de ti y de lo un día fue también tuyo, pero eso no te importa, eso es lo de menos, ahora sólo quieres vivir. Sobrevivir. No tienes idea de cuál será tu futuro inmediato, aunque la muerte se presenta como tu opción más segura… Eres Jesse Pinkman y tu vida ha sido un despropósito por donde se miré, entraste en un mundo que no era para ti y jamás pudiste salir… Walter White quizá fue tu perdición, pero tal vez será tu única esperanza de salvación de cara al gran final. Quizá lo ignoras. Quizá lo esperas. Quizá ya te hayas rendido…

Cierra los ojos, eres Todd Alquist, un delincuente desequilibrado con sangre fría y buenas maneras que decidió jugar en el bando equivocado; tu tío se la ha jugado al señor White: ha matado a su cuñado Hank en sus propias narices y se ha quedado con muchos millones de su pasta…  Eres Todd Alquist y, al igual que tu tío, estarás muerto el domingo que viene

Abre los ojos, ahora eres tú, un Breaking- Fan hasta la médula, estás en un momento de la vida que nunca quisiste, pero que siempre supiste que llegaría. A un sólo paso del final de los finales, a punto de quedarte huérfano. Quizá te eches a llorar, quizá te quedes de piedra y no puedas reaccionar durante los días que le sigan a ese final… Eres un Breaking-Fan y a pesar de que no te resignas, quieres que todo acabe como Walter quiere que acabe, porque tú también lo sabes, esto se acaba cuando él diga que se acaba.

El 5×15 en IMÁGENES:

 

Juego de Tronos: Terminó la temporada. Empezaron las apuestas


estandartes

Varios días han pasado ya desde el final de la tercera temporada de la serie del momento, la de nuestro juego macabro favorito, nuestro juego de tronos.. Varios días desde aquel 3×10 que acabó con el sufrimiento momentáneo de los más fanáticos y que dio descanso al sistema nervioso de otros muchos también fanáticos.

Sí. La temporada se acabó, pero yo me quedé con la cabeza todavía en ‘Las lluvias de Castamere’, y ni siquiera el último capítulo me pudo sacar de ahí. La indignación se quedó flotando en el aire, incluso me prometí (seguramente en vano) que después de aquello los siete reinos se podían ir a la porra, porque ante tal despropósito yo no quería seguir presenciando una serie en la que te matan a todos los de ‘tu casa’. Menuda mierda. Yo era de los Stark, y apoyaba al jodido rey en el norte y no descarté que su marcha sobre el sur llegara a buen puerto. Pero no. No pasó. El rey de los feos truncó aquella esperanza y nos dejó en estado catatónico. Cabrón.

En fin.. Que las posibilidades iniciales se están reduciendo y las apuestas acerca del trono de hierro están aumentando. Los personajes importantes empiezan a serlo un poco más, aunque eso no les libere de una muerte segura y dolorosa. Porque aquí ya no se respeta ni la antigüedad, ni la casta, ni la casa de la que seas, ni si eres rey o tienes la sangre de un rey. Aquí se ha desmadrado todo y si tienes que morir da igual quién seas.

Con el 3×10 nos han dado un final tranquilo, como si de un sedante se tratara, algo para calmar el mal cuerpo del pasado noveno episodio

Es hora de dividir la confianza y las esperanzas, también de apostar por algún cambio radical para lo que vendrá, algún as bajo la manga, quizá algún cambio de bando o una buena incorporación.. Y es que éste final ha sido un calmante, un trámite que lo ha dejado todo abierto, y no queda otra que seguir esperando la miel que no ha llegado a los labios. Todo está por decidir, porque el juego de tronos sigue; y los siguientes pasos de Jon Nieve, de Bran Stark y su tropa, del Mata Reyes, de Arya y Perro, incluso el siguiente paso de la Khaleesi están flotando en la atmósfera, envueltos en nuestras propias especulaciones. También queda esperar para saber el destino final (que poco importa) de Theon Greyjoy.

 Es hora de dividir la confianza y las esperanzas entre los quedan, apostando por que alguno de los hasta ahora sobrevivientes enmiende todos esos momentos tensos que nos han ido dejando con la boca abierta, con el corazón en un puño y de mala hostia. Es hora de que alguien empiece a poner las cosas en orden, o por lo menos una parte de ellas; es hora de que alguien haga algo malo con la monada del ‘Rey Joffrey’ (entre otros). Sí, espero su caída desde los tiempos del malogrado Ned Stark, pero nos la están guardando, para servirnos su cabeza como plato fuerte esperemos que para la próxima temporada. ¿Quién lo hará? difícil saberlo, pretendientes no le faltan, debería ser un Stark para ser justos. Pero yo apuesto por un Lannister. ¿Tyrion, Tywin, Jaimito, su mami?

En definitiva, que continuaremos con nuestras vidas y  esperaremos la temporada 4 confiando en que el alzamiento masivo de la Khaleesi nos traerá algo grande; así como en las buenas intenciones de Tyrion, o en el probable cambio de chip del incestuoso Lannister y sobretodo en los Stark que nos quedan. Sí, sobretodo en los Stark que nos quedan…

 

ASÍ FUE LA 3ª TEMPORADA:

elGazapo

Críticas, noticias y curiosidades del cine de hoy y de ayer ¡Entérate y Participa!

Serieando.TV

TVeo, luego existo.

LA VOZ EN OFF

CRÍTICAS DE CINE / NOTICIAS / ESPECIALES

En tu serie o en la mía

otro blog de series

HiFi/WiFi

La fotografía es verdad. Y el cine es una verdad 24 veces por segundo.

yoqueriatrabajarenelcronica

Blog sobre televisión, cine, doblaje...

La vaca de Fringe

Tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera.

No Entiendo Tu Pelo | Música, cine, verdaderas reinas del pop & alguna canción indie

Música, cine, verdaderas reinas del pop & alguna canción indie

Seriespot

We watch different

Cine-Seriéfilas

Todo lo que necesites saber sobre cine y series de TV. De siempre y ahora

Episodios anteriores

Blog dedicado a las series de televisión

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

Programa Piloto

El sitio de tus series y peliculas favoritas

The Bay Harbor Butcher

Nuestro asesino serial favorito

Diario de una Teléfila

Críticas, reportajes, homenajes y noticias de series y televisión

welcome to Neptune

You are a marshmallow too!

Series de Tv y Cine

Tu espacio de series y películas

Cinefanías

Diario íntimo de un homo videns [cine, series, cosas de mirar]

Gangsterzine

TU SITIO DE TEMÁTICA GANGSTER.

La habitación del Cine

Cine en calzoncillos